Buscar en Pintagoras

Cómo convertir la vulnerabilidad en una superpotencia

Los tiempos de vulnerabilidad inevitablemente aparecerán para equilibrar los buenos tiempos de la vida, y como humanos, hemos desarrollado algunas formas poco saludables de tratar con ellos.

Podemos enmascarar nuestra vulnerabilidad bajo otras emociones negativas como la ira y los celos, solemos negarlos para convencernos a nosotros mismos y a los demás de que estamos bien, o incluso culpar a nuestro problemas provenientes de en fuentes externas.

Estos muros que construimos alrededor de nuestros puntos débiles pueden protegernos de ser gravemente heridos, pero cuanto más trabajemos para detenerlos, más permitiremos que crezcan nuestras vulnerabilidades. Nos encontramos a nosotros mismos lanzándonos a algo más siniestro como sentimientos de odio hacia uno mismo, desesperación e incluso la apatía, que nos puede dejar propensos a la depresión.

Pero lo creas o no, hay formas de transformar la vulnerabilidad en algo que nos da fuerza para avanzar en lugar de detenernos. 

En este artículo te muestro tres pasos para convertir la vulnerabilidad en una superpotencia


1. Cambia tu mentalidad


Eso significa dejar de jugar a la víctima, el amor deja de ser duro, pero solo cuando dejas de usar la vulnerabilidad como una excusa para sentir pena usted mismo.

  • ¿Puede asumir la responsabilidad de su situación y cambiarla?

En lugar de reflexionar sobre su desgracia, avance hacia la mentalidad de aceptación, eso significa reconocer profundamente una situación dolorosa y su papel personal en traer sobre esto sin permitir que estas cosas definan su identidad, claro, algo malo te puede estar sucediendo ahora, pero no es característico de ti, cuando identifica su propio comportamiento autodestructivo, reconoce que tiene el poder de cámbialo, y ahí es cuando comienzas a tomar el control como un superhéroe en lugar de una damisela en peligro.


2. Derribar esos muros mentales


Contacta a otros y comparte tu historia, cuando dejas de interpretar a la víctima, dejas de buscar consuelo en los demás, y como como resultado, las personas se sentirán más seguras al compartir sus ideas porque no se sentirán responsables por hacerte sentir mejor, así que deja de esperar que otros se precipiten y te salven, en cambio úsalos como fuente de inspiración, encontrarás que más personas pueden relacionarse contigo de lo que piensas y una vez que te des cuenta de que no eres el único que lleva esta carga, eliminaras un gran peso de tus hombros y aparecerá un repentino tipo de poder que te permite avanzar, ese es el momento en que su vulnerabilidad se convierte en una superpotencia.


3. Comprometerte con una nueva mentalidad


Puede esperar que su nueva superpotencia lo haga positivamente imparable, pero piense de nuevo, como cualquier libro de historietas te dirá, incluso ser un superhéroe requiere mucho trabajo y mantenimiento, se requieren pequeños esfuerzos continuos para evitar que los sentimientos negativos se vuelvan a disparar, especialmente si eres propenso a las enfermedades mentales.

Una buena rutina de atención plena es la contramedida perfecta, cuando llenes esa mentalidad de víctima y se encuentres arrastrándote de nuevo, intenta hacer una corriente de conciencia a diario de gratitud y meditación.

Realiza un seguimiento de tu sueño para asegurarte de obtener esas ocho horas que son tan necesarias para restablecer los pensamientos de forma correcta. Estas estrategias conducen a una mayor conciencia de las cosas buenas de la vida y cuando se reconocen diariamente puede evitar que seas víctima de vulnerabilidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario